Auténtico Cortijo con antiguo molino de aceite, Ronda

Auténtico cortijo en Ronda, Andalucía, que conserva elementos de un antiguo molino de aceite. Desde la finca de 30 hectáreas hay vistas panorámicas a las montañas del Grazalema.

Datado de 1725 y posiblemente con cimientos del período romano, este antiguo cortijo necesita ser reformado y tiene muchos detalles antiguos, como las piedras del molino antiguo, auténticos trabajos en madera, paredes de 1 metro grosor, etc. La propiedad consta de una casa principal, Casa de huéspedes o casa del personal con 2 dormitorios, 5 boxes para caballos, establos para ganado y almacenes para tractores. La casa principal rezuma historia en cada una de sus habitaciones, con varias sales de recepción y salones, 6 dormitorios, cocina y un patio lleno de carácter con antiguos pilares de piedra, una fuente encantadora y una piscina.

La propiedad tiene calefacción central por diesel, electricidad de la red y suministro de agua propia con un pozo. En las 30 hectáreas de terreno se cultivan granos, alfalfa, árboles frutales, etc. La finca podría ser propicia para el cultivo de viñedos también. Los excelentes vinos de Ronda se están dando a conocer cada vez más.

Esta propiedad histórica necesita un nuevo propietario que esté interesado en la historia sin fin de su espectacular cortijo y de Ronda, y que pueda restaurar la grandeza de esta fabulosa propiedad. 10 minutos al centro de Ronda, 45 minutos a Marbella, y 1 hora al aeropuerto de Málaga.

Print PDF Send to a friend Contacte con nosotros
Clausula Base de Datos
Propiedades similares Sobre este área
Un Olivar en Andalucia, ¡una idea magnífica!

Para hablar de Andalucía, hay que hablar del aceite de oliva. La demanda para el aceite de oliva se ha tenido una incremento tremendo, tanto nacional como internacionalmente. Se ha convertido en un producto de mucha demanda y muy popular. ¿Cómo de satisfactorio sería despertar con un crujiente pan tostado con un poco de aceite de oliva de su propio olivar en Andalucía? Persigue su sueño y háganlo realidad.