Preciosa e íntima casa de campo, Casarabonela

Preciosa casa de campo con mucha privacidad en Casarabonela, Málaga, Andalucía. La finca de casi dos hectáreas está ocupada en casi su totalidad por un olivar y tiene unas vistas increíbles del campo y las montañas. Se accede a la propiedad a través de un camino de altos cipreses que llevan a una zona de aparcamiento cubierta. Una bonita entrada repleta de plantas y flores da la bienvenida a la casa. La vivienda consta de dos plantas, al entrar encontramos un concepto abierto, entre la amplia cocina y el salón- comedor hay una encantadora terraza con vistas impresionantes donde desayunar las mañanas de primavera, el salón da acceso a un encantador patio. En esta planta hay también un aseo. Bajando las escaleras, encontramos dos habitaciones en suite muy luminosas y espaciosas, ambas con acceso directo al jardín y a la piscina. Los alrededores de la casa están cubiertos de bonitas zonas de terraza y jardines muy bien cuidados y el resto de la finca está ocupada por un olivar.

Esta luminosa casa de campo es el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de la paz de la naturaleza a sólo cinco minutos del bonito pueblo blanco de Casarabonela, y a tan sólo 40 minutos de la costa, Málaga y del aeropuerto Internacional.

Print PDF Send to a friend Contacte con nosotros
Clausula Base de Datos
Propiedades similares Sobre este área
Información sobre Casarabonela

Casarabonela, históricamente un pueblo exportador de vinos al Imperio Romano, se respalda en las sombras del Parque Natural de la Sierra de las Nieves. Incrustado en tierras de granjas fructíferos de olivos, naranjos, almendros y aguacates, Casarabonela es un pueblo auténtico situado a 30 minutos de distancia de Málaga y su aeropuerto.

Fiesta de los Rondeles, Casarabonela

Esta bonita tradición de Casarabonela y otras muchas costumbres hacen que cada año más turistas vayan a conocer el pueblo y acabe enamorándose de él y de sus alrededores. Es por eso que tantos extranjeros tienen ya su propia casa de campo o cortijo en Casarabonela. Si te animas a acudir a esta fiesta nunca más querrás marcharte.